Los delitos contra la seguridad vial son una materia en la que PERALTA & MOLINOS ABOGADOS somos especialistas.

Éstos comprenden todos aquellos procedimientos en los que, en abstracto, la Administración aparece como sujeto pasivo de la actividad criminal llevada a cabo como consecuencia de la conducción de un vehículo a motor o ciclomotor; todo ello, sin perjuicio, además del resultado lesivo en el que se haya podido incurrir como consecuencia de la actividad vinculada al tráfico rodado.

La comisión de un delito contra la seguridad vial, en sus diferentes fórmulas comisivas puede llevara aparejadas graves consecuencias jurídico penales y personales. Entre ellas, destacan las penas de prisión, multa o trabajos en beneficio de la comunidad.

Asimismo, la condena por un delito contra la seguridad vial lleva aparejado, por imperativo legal, la suspensión del permiso de conducir vehículos a motor y ciclomotores que puede alcanzar hasta los cuatro años; además de la obligación de reparar, llegado el caso, el perjuicio causado en concepto de indemnización.

Entre ellos, destacamos el ejercicio de la defensa de nuestros clientes en las acusaciones que vienen dirigidas por delitos de entre los cuales, podemos destacar:

  • Alcoholemia
  • Negativa a someterse a las pruebas de detección
  • Conducción sin permiso
  • Conducción bajo la influencia de drogas
  • Exceso de velocidad
  • Conducción temeraria